Terapia Radiante

Logo ACREDITACION SGC¿Qué es la terapia radiante? 
   La radioterapia es uno de los tratamientos disponibles para combatir el cáncer. Su mecanismo de acción se basa en el daño y muerte celular producida por las radiaciones ionizantes que se administran con los aceleradores lineales que generan electrones y fotones de alta energía a diferencia de las “bombas de cobalto” que generan fotones de más baja energía originados espontáneamente en una fuente radiactiva de cobalto. Los aceleradores lineales son unidades de radiación más versátiles y mejoran la distribución de la dosis de radiación en tumores localizados profundamente.
Los aceleradores lineales tiene la capacidad de producir y acelerar los electrones generados en un filamento al que se le aplica una diferencia de potencial (corriente eléctrica). Cuando a los electrones se les hace chocar contra una placa se producen fotones. Los electrones se utilizan para tratar tumores superficiales y los fotones son utilizados para tratar tumores más profundos.

¿Cómo se realiza el tratamiento?
   Inicialmente el paciente se posiciona sobre una mesa, es inmovilizado, generalmente acostado, utilizando distintos materiales como mascarillas, colchones de vacío y espumas catalizadoras. La posición debe ser cómoda y fácilmente reproducible.
Posteriormente se realiza una radiográfica y o tomografía en la misma posición y las imágenes obtenidas son transferidas y reconstruidas tridimensionalmente en un ordenador en el que se dibuja la zona seleccionada para irradiar, así como las estructuras sanas mas sensibles a la irradiación. En este ordenador se diseñan y seleccionan las zonas de entrada del haz de irradiación que suelen ser dos, tres, cuatro e incluso mas, que obtengan una dosis alta y homogénea sobre el tumor y una dosis mínima sobre los tejidos sanos. Las innovaciones técnicas más recientes incluyen la posibilidad de realizar radioterapia de intensidad modulada que hace posible una mejor adaptación de la dosis a la estructura que queremos irradiar.
Una vez aceptado el mejor tratamiento diseñado en el ordenador, éste se reproduce en el paciente utilizando la misma posición y dibujando sobre la piel y o tatuajes junto con soportes inmovilizadores las zonas de entrada de la irradiación. El tratamiento se realiza generalmente en 25-35 sesiones o mas, que se administran de lunes a viernes, descansando los fines de semana. Mientras el paciente recibe el tratamiento no se siente nada ni es contagioso para las personas cercanas.

¿La radioterapia cura el cáncer?
   En general el tratamiento del cáncer se realiza combinando cirugía, quimioterapia y radioterapia. Excluyendo los tumores muy precoces que pueden ser curados con radioterapia exclusiva, la misma es una parte más del tratamiento del cáncer y se suele administrar antes o después de cirugía y antes, simultáneamente o después de quimioterapia. La radioterapia también se indica para aliviar el dolor y los síntomas producidos por los tumores diseminados en los huesos, cerebro u otras localizaciones.

¿Dónde actúa?
   La radioterapia es un tratamiento exclusivamente local, solo trata la zona que se irradia sin afectar el resto del organismo, similar a lo que hace la cirugía. En este sentido, cirugía y radioterapia se utilizan conjuntamente, y en ocasiones se combina  quimioterapia y radioterapia sin cirugía con el fin de evitar resecciones mutilantes que  conserven el órgano sin disminuir el porcentaje de curación (cáncer de mama, útero, recto, vejiga, etc.).

¿Qué tumores pueden ser tratados con radioterapia?
   Excluyendo algunos tumores de las gónadas, leucemias y tumores muy precoces, la radioterapia se utiliza en el resto de los tumores en algún momento de la evolución.

¿Qué complicaciones produce?
   Son las derivadas de la irradiación de estructuras sanas que no se pueden excluir fuera del campo de la radioterapia. Se conoce la dosis de radioterapia que produce toxicidad severa en cada órgano y las complicaciones son dependientes del tamaño y localización del campo de radioterapia, de la dosis total y de la administración previa o simultanea de otros tratamientos. Pueden ser de dos tipos: complicaciones agudas que son frecuentes, aparecen durante la radioterapia o hasta un mes después de finalizarla y suelen ser reversibles;  y las complicaciones crónicas que se inician a partir del tercer  mes, son poco frecuentes (entorno al 5%), generalmente irreversibles. Se tiende a evitar la radioterapia en niños menores de 2 años e intentar retrasarla en los niños menores de 4 años por las complicaciones que pueden producir, sobre todo retraso del crecimiento y aparición de segundos tumores.

¿Qué técnicas sofisticadas de radioterapia  se utilizan en la actualidad?
   Un acelerador lineal se puede adaptar para realizar tratamientos con radio cirugía o radioterapia estéreo táctica que son técnicas de radiación muy precisas que en general están indicadas para tratar malformaciones arteriovenosas, tumores cerebrales benignos y malignos de pequeño tamaño.
Los aceleradores de última generación pueden ser equipados con multilaminas que son capaces de conformar un campo de irradicación de forma automática y además pueden realizar tratamiento de irradiación con intensidad modulada, o realizar planificaciones de tratamientos con la técnica tridimensional -3 D- donde los haces de irradicación son puntiformes con múltiples puertas de entrada centradas en Isocentro en el tumor con protección plomada  conformada para cada posición o puerta de entrada utilizada. En estos casos la planificación se realiza exclusivamente con tomografía computada y planificador tridimensional, utilizando soportes especiales para movilizar al paciente permitiendo la repetitividad diaria.