Mamografía Digital

  • Ecografía – Doppler.
  • Elastosonografía.
  • Biosias Dirigidas (Mamografía-Ecografía)- Biopsia Radioquirúrgirca.
  • Resonancia Magnética
  • Tomosíntesis Mamaria.

La mamografía es un método radiológico de diagnóstico específico para la evaluación de las mamas, que emplea rayos x.
Cada mama es explorada empleando convencionalmente dos diferentes proyecciones: Cráneo-caudal (CC) de arriba hacia abajo y Medio oblicuo lateral (MOL) de interno a externo.
Las radiografías se obtienen colocando la mama en un equipo especial llamado mamógrafo o senográfo que está diseñada para que el haz de rayos x atraviese la mama y plasme la imagen de ésta en una película sensible. Para cada exposición la mama es mantenida en compresión de manera que se adquiera una imagen lo mas clara y nítida posible.
A menudo se requiere de proyecciones mamografías diferentes a las convencionales antes descritas. Estas pueden ser magnificaciones, compresiones focalizadas o con diferentes angulaciones. Muy frecuentemente luego de un examen mamográfico se evalúan las mamas con un estudio ecográfico.
Una mamografía puede detectar tumores y/o alteraciones de la mama de pequeño tamaño, que no han podido ser encontrados por el médico en el examen clínico.
La detección de cambios patológicos mínimos es el fin de la mamografía, para que con su extirpación muchas veces, se logre la curación total, salvando la vida de la paciente.
Pero esta exploración no es infalible, todos los métodos tiene un límite en su capacidad diagnóstica, hallándose en un 85% de certeza, y en combinación con un estudio ecográfico entre 92 y 98% de aciertos diagnósticos. Por ello la combinación ideal en la detección precoz del cáncer de mama es la mamografía junto con la ecografía y con la exploración periódica del ginecólogo mastólogo, además del habitual auto examen de la mujer.
En algunas oportunidades se recurre a la resonancia magnética, o a los estudios de cámara gamma. Lamentablemente no existe el método que nos traiga todas las respuestas y sigue siendo la mamografía el estudio de base de mujeres mayores de 30 años.
¿Cuándo hay que realizarse una mamografía?
Normalmente una mujer debe realizarse su primer estudio de base a la edad de 35 años. Luego a los 37 años y a partir de los 40 años es recomendable el examen mamográfico anual periódico.
En caso de existir antecedentes de cáncer de mama en familiar directo, las mamografías anuales se comenzaran 10 años antes de la edad de diagnostico de la enfermedad en dicho familiar.

¿Cómo se realiza la mamografía?
El técnico radiólogo explica la paciente como se desarrolla el estudio y pregunta por sus enfermedades previas así como si ha notado cambios en su autoexploración.
Luego colocará sus mamas la platina del mamógrafo. Las traccionará y depositará sobre la platina donde realizara una compresión de la mama para obtener una imagen clara de los tejidos. El grado de presión óptimo necesario para una buena calidad de imagen puede causar cierta molestia momentánea. La radiación no produce calentamiento de los tejidos mamarios.

¿Qué preparación necesita?
Básicamente ninguna, solamente una higiene corporal adecuada, sin usar desodorantes o cremas con polvos sobre las mamas que pudieran interferir en el examen y acudir con ropa fácil de quitar.
Si alguna vez se le ha realizado una mamografía es muy importante aportarlas para su comparación con el estudio actual. La comparación de mamografías hechas en diferentes períodos de tiempo a una misma persona es a menudo extremadamente útil para detectar sutiles cambios.
Puede continuar con cualquier medicación que tome en forma habitual.

¿Por qué una mamografía no puede ser realizada con el mismo tipo de equipamiento usado para las radiografías de tórax o de hueso?
La respuesta es que la mama esta formada por varios tipos de tejidos, éstos tejidos tienen densidades diferentes, pero que con los Rx producidos por los equipos que se usan para radiografías simples, no se los puede diferenciar. Por lo tanto para distinguirlos se requiere un tipo especial de rayos x, así como una película de especial sensibilidad a los rayos x.

¿Es un examen peligroso?
No, teniendo en cuenta el benecifio del diagnostico precoz. La tecnología moderna minimiza los riesgos de su uso.
Como todo examen radiológico debe ser indicado por un médico y regirse por protocolos de uso generalizado.